comunitaria

En ocasiones eso pasa. Las agujas nos ayudan a activar el sistema energético del cuerpo  a través de los puntos de los canales superficiales, y este proceso no se para siempre cuando quitamos las agujas. Esto puede producirnos una sensación persistente de que “algo sigue activo” en zonas donde teníamos las agujas.

Aproximadamente el 5% de la gente nos comenta que después de la sesión que en una o varias zonas del cuerpo continúan sintiendo las mismas sensaciones (dolor, zumbido, hormigueo)  durante un tiempo después de retiradas las agujas. No hay nada de que preocuparse y es muy normal, pero es muy interesante comentar con el acupuntor estas sensaciones, para ir descubriendo cómo se comporta nuestro sistema energético.

Sentí que la agujas seguían puestas incluso una hora después de la sesión ¿Es normal?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA


Reservar
Indicaciones