noodels

La acupuntura  es como la comida. Ser acupuntor es como ser cocinero, y recibir una sesión acupuntura es como comer. Los ingredientes son todos los contenidos en el propio cuerpo; la sesión de acupuntura es una forma de organizarlos (invitarlos a auto-organizarse) para que el cuerpo pueda usarlos de forma óptima. Una vez que el acupuntor coloca las agujas en la combinación correcta, el trabajo del paciente es sentarse tranquilo y digerir el tratamiento. Para comprender lo que pensamos acerca del aspecto clínico de ser acupuntor, es importante comprender que la acupuntura no añade nada ni substrae nada al o del cuerpo del paciente.

En la teoría China de la acupuntura, uno de  los conceptos fundamentales es el de Qi, pronunciado “chií”. No tenemos una palabra equivalente en castellano. Es una pena, porque una de la mejores formas de definir lo que  la acupuntura hace es diciendo que mueve el qi.

El caracter chino para qi son tres pinceladas horizontales, representando el vapor del agua surgiendo para formar nubes, por lo que el qi significa algo parecido a la niebla, algo que no es estático y sólido, algo en movimiento. Con el tiempo el carater incluye la imagen del vapor del arroz al ser cocinado, específicamente el arroz cocinado para nuestros invitados, y de esta forma el concepto de qi incluye la idea de dar, y la idea de alimento. El qi no puede ser localizado pero puede ser sentido; es una efervescencia, y como el tiempo, lo rodea todo. QI puede ser interpretado también como aliento, atmosfera, función, conectividad.

Cuando el acupuntor coloca las agujas, trata de” conseguir la sensación de qi” . En un nivel básico esto significa que la otra persona siente algo donde están las agujas, algo distinto al dolor, algo que sucede. La sensación la podemos describir como plenitud, presión, hormigueo o dolor sordo. Para nosotros obtener el qi significa incrementar la circulación en el cuerpo, circulación no solo de substancias tangibles como la sangre y fluidos sino también de no-substancias intangibles como conciencia, información, intención, fuerza.

Uno de los efectos que se puede obtener mediante la acupuntura es la comunicación de todos las partes del paciente. Debemos explicar un poco más a que nos referimos con esto, lo que implica discutir un poco sobre lo que en occidente nos gusta llamar “la conexión mente-cuerpo” .Cualquiera que lleve practicando la acupuntura un tiempo puede darse cuenta de que uno de los efectos insólitos es que aparentemente conecta  la mente consciente y el inconsciente. Los pacientes tras las sesiones a menudo nos cuentan que tuvieron ideas repentinas acerca de sus problemas mientras recibían acupuntura: cambios en la comprensión, intuiciones vividas acerca de lo que deben hacer en su vida, una clara comunicación desde lo que algunos llaman el “médico interno”.

A todos nos gustaría comprender mejor como sucede todo esto por el sencillo hecho de insertar unas agujas en la piel, pero nadie tiene la teoría perfecta para explicarlo. Algunas veces las personas explicamos esto recurriendo al “la conexión cuerpo-mente”,curiosamente, aunque todo este forma enterder el proceso no tiene mucho sentido con el concepto de qi. No puede haber conexión cuerpo-mente, porque nunca hubo separación previa. El ser humano es un continuum, con un extremo denso y  físico, el otro etéreo y espiritual. Los dos extremos dependen del qi para animarlos, y qi es al mismo tiempo todo lo que se sitúa en el medio del continuum que no es bastante físico ni bastante espiritual. El QI es el “zumbido caliente” de todo lo vivo.

Traducción del libro “Acupuncture is like noodles. The little red book of working class acupuncture” Lisa Rohleder.

La acupuntura es como la comida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA


Reservar
Indicaciones