agujas

Las agujas de acupuntura son muy finas y penetran superficialmente, no tienen nada que ver con las agujas que se utilizan en la inyecciones o extracciones de sangre. Recibir una sesión de acupuntura es todo lo contrario a una experiencia dolorosa, es un momento para relajarse y dedicar un tiempo a nosotros mismos.

Todo el mundo está un poco nerviosos la primera vez y todos tenemos un poco de tensión cuando alguien se acerca a nosotros con unas agujas, es algo normal, pero lo único que debemos sentir es un ligero toque cuando se ponen las agujas, despues podemos sentir una leve vibración en las agujas o una sensación de pesadez alrededor o quizás una “corriente eléctrica” que irradia por el recorrido del canal. Todas estas sensaciones son signos de que las agujas están haciendo su trabajo correctamente, todo lo que debemos hacer entonces es relajarnos, cerrar los ojos y poner nuestra atención en la sensación, esto nos trae a ese aquí/ahora que solemos desperdiciar, no queda más que descansar en esa experiencia entre 40/60 minutos.

 

¿Duelen las agujas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA


Reservar
Indicaciones